Entrevistas de Opinión

 

Os presento a un grande del panorama artístico Español, Nicolás de Maya, artista multidisciplinar de gran talento y vertiginosa producción. Pero sin duda lo que más destaca de él, además de su creación, es la serenidad de su amplia experiencia, su mirada silenciosa, pero intimidante, que con poco lo dice todo.

 

ACCEDE A LA ENTREVISTA AQUÍ

Esta entrevista es muy importante, ya no sólo porque nuestro invitado de hoy nos puede aclarar muchas dudas sobre porqué la pintura y no la fotografía, sino también porque la pintura y la fotografía van de la mano, unidas fuertemente por un pasado donde la lentitud del proceso de creación de un cuadro desemboca en la necesidad absoluta de una inmediatez en el proceso, una veracidad que, tal vez, pudo ser una necesidad latente de la época.

Todo son conjeturas, porque si hay una conclusión absoluta es que cada uno tiene su propia verdad y realidad de los recuerdos, de las experiencias, de la vida.

En la entrevista Nicolás nos habla de una necesidad de creación, de expresión. Habla de cuando coge un pincel y el corazón de repente se para, se le corta la respiración y cómo si nada, todo empiezara a fluir. Esa perfecta destreza con las herramientas que utiliza, le da una libertad absoluta a la hora de gritar todo eso que siente por momentos. Es una sensación mágica, cómo dice él.

La diferencia con la fotografía, es que el proceso es menos imaginativo, (Siempre y cuando en la fotografía que se vaya a realizar se busque una realidad, por supuesto) si estas buscando una fotografía inventando otros mundos, Photoshop o Capture One, son unos grandes aliados. Pero si hablamos de un proceso creativo partiendo de la realidad y el mínimo retoque digital, bien es cierto que la fotografía ofrece inmediatez y un punto de vista más realista.

Por otro lado, en las dos prácticas, tanto en fotografía cómo en pintura hay que tener un Don, en pintura es una razón obvia, pero es que en fotografía, aunque tu desarrolles esas destrezas que requiere ser pintor, sino hay un talento innato que consiga expresar, pocas cosas más se podrán hacer.

Para mi ser pintor sería algo inalcanzable, creo que, en parte por ese motivo me dedico a la fotografía. Tengo muchos sueños que contar y poco podría hacer con la pintura, más que nada por falta de destreza manual.

A parte charlas insondables, creo que la conclusión más importante sobre toda esta investigación que venimos desarrollando desde el principio de la pandemia es que en realidad lo que sana es:

  1. Si recordaís la entrevista: «La fotografía como terapia», En 50´Con  Rosalina González  nos cuenta que a ella lo que saciaba su necesidad era el hecho de disparar, de cazar el momento, cómo si eso la pudiera ofrecer una seguridad, cómo si el acto de capturar el momento, la ofreciera inmortalidad. Qué bello.
  2. Además en la entrevista: «La fotografía cómo aparato receptor y amplificador de emociones», En 50´Con Fernando García  Arévalo, él habla de que la fotografía le permitía obtener unas experiencias, cómo capturar las migraciones y recoger todo esa desolación, con la excusa de que él era el fotógrafo, cosa que por otro lado, no te lo permitiría la pintura. Por lo que decimos anteriormente, la inmediatez del momento que registra una cámara. Además de ser una herramienta que reabsorbe las sensaciones y experiencias de una forma amplificada, pudiendo llegar a trastornar las mentes y los corazones, por lo menos, en la vertiente fotográfica en la que trabaja Fernando.
  3. Por otro lado, en la entrevista: ¿Es posible sanar a través de la fotografía?, En 50´Con Beatriz Martínez Barrio habla sobre que no es sólo la fotografía una herramienta sanadora, sino que existen otras herramientas, que en su conjunto, las nombran cómo Arte Terapia. Utilizando otras expresiones artísticas para la deseada sanación emocional. Pero lo que si que es cierto es que la fotografía es una forma mucho más rápida, y posiblemente más eficaz, de resolver ese dolor que no consigues curar.
  4. Pero además de todas estas razones existe una mayor, que de alguna manera, abraza a todas las demás. Las abraza de forma armoniosa, sin juicios de valor, sin menosprecios, sin superioridades, de forma todopoderosa que apacigua las almas y esa respuesta fue la que nos dio Nicolás de Maya en la entrevista «Confirmando Teorías». Fue una entrevista distendida pero tormentosa, ya que Internet se alió contra nuestra conversación y hubo innumerables cortes de directo, pero eso no impidió que llegáramos a la conclusión final de una forma inesperada y sorpresiva: En realidad lo que sana es el AMOR. Si señor, es el amor, el amor por lo que haces, la pasión que fluye por tus venas. Eso es lo que sana. Es la pura expresión del AMOR.

Es posible que suene repipi y trillado, pero a mi me abrió los ojos, me hizo entender porqué la fotografía es tan importante para mi. Es importante para mi porque amo lo que hago más que cualquier otra cosa que haya hecho antes, no hay nada que me haga sentir ni la mínima parte, y son esos sentimientos lo que me han hecho sanar.

Seguro que hay mil cosas más que investigar, mil caminos que descubrir, pero creo que este hallazgo es un gran comienzo.

Os invito a reflexionar sobre:

¿Qué es lo que más te gusta hacer?,

¿Que es lo que te hace vibrar cuando lo haces?,

¿Que es lo que hace que se te pare el corazón y la respiración y que sin más se produzca la magia?

 

¡APASIONANTE!

 

Bueno amig@s, digamos que esta sería la última entrada de la temporada. Pero volveremos, vamos a hacer una reestructuración cerebral para poder ofreceros el mejor contenido posible.

os dejo los enlaces que hemos utilizado para presentar a Nicolás en la entrevista, para que lo veaís con más detenimiento:

Reportaje de Nicolás de Maya

[Edén], Nicolás de Maya en el Palacio Almudí

Ha sido un placer estar con vosotros todo este tiempo de pandemia, os deseamos que disfruteís del aíre libre, de los abrazos con seguridad y disfrutar del AMOR, que es lo que en realidad sana. Según Chomin Alonso la conversación también sana, así que no paren de darle a la lengua 😉

Gracias por estar ahí, seguimos adelante pero recordando ser siempre :

 

 

 

Se os quiere, sin duda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *