Entrevistas de Opinión

 

Nuestra invitada especial de hoy es Beatriz Martínez Barrio. Profesora de fotografía en la Escuela de fotografía EFTI Coordinadora del Máster Internacional de Fotografía Artística y Proyectos personales.

Además su formación incluye Terapeuta Gestalt formada en la E.M.T.G., Terapeuta Corporal y Transpersonal formada en el Sistema Río Abierto. Formación en Coach de Creatividad.

Ella habla de que en algún momento toda esta increíble ventana abierta al mundo de la sanación a través del Arte Terapia la llevo a auto llamarse «Cursillista Profesional».

Con este increíble currículum, además de tener 20 años de experiencia docente, nos habla de su experiencia a través de la fotografía utilizada como herramienta sanadora. Aunque ella habla de que no es sólo la fotografía, sino cualquier tipo de expresión artística, la que nos puede llevar hacia esa sanación emocional. De esta forma llegamos ha hablar del Arte Terapia como apoyo a una consulta psicológica.

Este es un mundo tan inmenso, que tal vez mejor que mundo se debería llamar UNIVERSO.

Pero primero y antes de entrar en materia, os dejo el enlace para que veaís la exposición fotográfica «Síndromes: realidades de un ama de casa» Es tras realizar este proyecto, el que hace que viva esa experiencia catártica de la que habla Beatriz en la entrevista de hoy, y también, lo que me lleva a experimentar una sanación emocional, que tal vez es muy difícil de explicar, por lo menos para mi que soy parca en palabras, pero que posiblemente, la única forma de entenderlo, sea a través de la experiencia.

Antes de entrar en materia os dejo el enlace a la exposición, que es el video resumen de todo ese tiempo en el que mis Síndromes estuvo expuesta a juicios de valor, impresos en gran formato en el Centro Cultural de Móstoles en el 2017 en conmemoración de la mujer trabajadora.

Bueno, ¿pero que tiene que ver todo esto con la Fotografía Boudoir? te estarás preguntando.

Pues lo tiene TODO que ver, pero no la Fotografía Boudoir, sino la fotografía Ohlalá!.

Os ha pasado alguna vez que cuando hay un suceso en tu vida como enamorarse, tener un bebé, haber sacado matricula de honor, etc, ¿lo quieres gritar a los 4 vientos? y ¿Que te gustaría que todo el mundo lo experimentara porque a ti te ha hecho tan feliz que lo quieres compartir con el resto de los planetas?

Pues eso significó para mi Síndromes, fue una revelación existencial que con el tiempo se ha transformado en una experiencia que he querido compartir con todo aquel que quiera dejarse llevar al tremendo Universo de Ohlalá!

Pero toda esta experiencia tenía que tener una explicación «científica» tenía que tornar en un razonamiento lógico. Por eso era tan importante recurrir a los profesionales en esta materia y qué mejor que Beatriz Martínez Barrio. Por su sencillez, por su pasión, y sobre todo, por ese amor que destila por los poros al hablar de su trabajo. Esa voz melodiosa y sencilla que hace que escucharla se convierta en un mar de paz emocional. Un psicólogo seguramente también te ayude, y cómo hablamos en la próxima entrevista con Almudena M. Ballesteros, pueda ahondar en el subconsciente de una forma más colegiada  y medicalizada, pero sanar a través del arte se convierte en un placer incalculable que sólo personas tan especiales como Beatriz, hacen que sea un proceso amable, revelador y transformador.

Por cierto si quereís conocer su trabajo os dejo el enlace a su web pinchando aquí

Pero no me enrollo más, aquí abajo os dejo la entrevista para que os deleteís con su sabiduría

 

ACCEDE A LA ENTREVISTA AQUÍ

En un par de Lunes haré un resumen de estas últimas entrevistas, para darle un sentido común a todas ellas.

Seguramente en breve nos daremos un descanso y nos iremos de vacaciones al pozo del pueblo, pero que aunque sea en una charca, siempre es bueno desconectar.

Pero sea lo que sea lo que suceda, recuerda ser siempre, siempre, siempre:

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *